La fragancia posee el poder invisible e instantáneo de penetrar en la conciencia mediante el placer.

El perfume nos llega de formas que eluden la vista y el sonido, pero que conjuran la imaginación con toda su sensualidad. En nuestra fábrica contamos con más de 200 referencias de creación propia, pertenecientes a las diferentes familias olfativas que existen. Disponemos de diferentes formatos tanto para la venta a granel como para la venta de perfume en pequeño formato.

1.000ml
500ml
250ml
100ml
50ml
30ml
15ml
Familias Olfativas

Los perfumes, tanto femeninos como masculinos o unisex, se clasifican en familias olfativas que tienen como objetivo describir o clasificar un perfume según su característica olfativa principal. Clasificar los perfumes nos ayuda a identificar cuáles son los que más nos gustan.

Saber Más

Cítrica o Hesperidada: En este grupo destacan notas de frescura y ligereza aportadas por frutas cítricas como la bergamota, limón, lima, pomelo, naranja, mandarina…). Se aprecian generalmente en las notas de salida.

Floral: esta familia olfativa la componen las flores como el jazmín, las rosas, las violetas, la dama de noche, el muguet y el geranio, entre muchas más. Este tipo de perfumes son, en la mayoría de los casos femeninos, aunque pueden formar parte también de la composición de perfumes masculinos.

Aromática: Las notas aromáticas suelen ser mezclas con un intenso aroma a hierba (Salvia, romero, menta albahaca, tomillo, anís, hinojo, estragón, orégano, laurel, comino y lavanda.)  Suelen combinarse con notas cítricas y especiadas. Las materias primas de esta familia son principalmente utilizadas para la creación de perfumes masculinos.

Fougere: Fougère significa helecho, pero en realidad se crea a partir de una mezcla de notas aromáticas (lavanda), de maderas (madera de cedro y sándalo) y verdes. Esta familia incluye fragancias exclusivamente masculinas.

Frutal: Este grupo olfativo incluye frutas de las más variadas: melocotón, piña, coco, sandía, melón, fresas, etc. Los perfumes que pertenecen a esta familia olfativa suelen ser muy alegres y dinámicos.

Amaderada: en esta familia se encuentran maderas secas como el cedro, o el vetiver y también más húmedas como el sándalo o el pachuli.

Chypre: son las fragancias que evocan un bosque húmedo. Lo componen materias primas como los musgos de roble, maderas húmedas, o el pachuli.

Oriental: esta familia la componen materias primas como la vainilla, el haba tonka, el ámbar, el incienso, y en ocasiones notas dulces como el chocolate o especias y notas exóticas.

La mágia de las notas olfativas

Así mismo, cada perfume contiene tres tipos de notas olfativas (salida, corazón y fondo) que suelen representarse en forma de pirámide y es a través de ellas como se descubre la personalidad e identidad de cada perfume:

Saber más

Notas de Salida:
En esta fase obtenemos nuestra primera impresión del perfume, ese aroma que nos llega nada más abrir el perfume y nada más ponerlo en contacto con nuestra piel.

Estas notas de salida son las más volátiles, y suelen durar entre dos minutos y dos horas como máximo, y dan paso a las notas que forman la segunda fase.

Notas de Corazón:
Su aroma aparece 15 minutos después de la aplicación del perfume. Además el proceso de volatilidad o evaporación aquí es más lento, puede durar unas cinco horas.
 
Notas de fondo:
Estas son las notas que dan el carácter a un perfume y las que permanecen en la piel antes de que el perfume se evapore definitivamente.  Son las que cambian radicalmente de una persona y otra. Pueden durar más de ocho horas e, incluso, hasta el día siguiente.